Cuál es el horario para hacer obras en casa

Mi vecino está haciendo obras. ¿En qué horario puede hacer ruido?

Cuando estamos haciendo obras en casa, generalmente intentamos tardar lo menos posible para volver cuanto antes a la normalidad. Pero es posible que nuestros vecinos no piensen lo mismo, sobre todo si eso supone quitarles horas de descanso.

Antes de empezar las obras, incluso antes de planearlas, es importante conocer el reglamento. Así, evitaremos molestar a los vecinos o, incluso, cuantiosas multas.

Antes de hacer reparaciones en el hogar, es importante revisar el reglamento pertinente y los requisitos necesarios para evitar molestar a los vecinos. El horario para hacer obras en casa está establecido por ley, así como el ruido máximo.

¿Puedo hacer obras en casa?

Según dice la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 7.1 “El propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquél cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exteriores, o perjudique los derechos de otro propietario, debiendo dar cuenta de tales obras previamente a quien represente a la comunidad.”

Hay algunas restricciones y condiciones específicas:

No se puede alterar la seguridad, configuración o estructura del edificio, tanto en el interior como en el exterior.

No se pueden perjudicar los derechos de otros propietarios.

¿En qué horario se puede hacer ruido en casa?

Según la normativa, se podrá hacer ruido por estar de obras en casa de lunes a viernes de 8:00 a 21 horas. Eso sí, sólo en días laborables, y con máquinas sólo hasta las 20. Si se trata de un domingo, el horario en el que está permitido hacer ruido es de 9:30 a 21 horas.

Puedes llegar hasta un límite de 35 decibelios en el horario diurno, y 30 en el nocturno.

Aunque la vivienda cuente con aislamiento acústico, la mayoría de las obras podrían sobrepasar los límites de decibelios establecidos. Por eso, lo mejor es tomar algunas precauciones previamente.

Lo primero es pedir la licencia o comunicar al ayuntamiento que se van a realizar esas obras. En caso de que el ayuntamiento lo considere necesario, podrá colocar un sonómetro para que no se sobrepasen los decibelios establecidos por la ley.

También es fundamental comunicar a la comunidad de vecinos la extensión y duración de las obras.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Adaptar los accesos para personas con discapacidad, ¿es responsabilidad de la comunidad?

Contadores individuales de suministros

Novedades en la tributación del alquiler de vivienda