Protección de Datos investiga a Facebook y Whatsapp

La compra de Whatsapp por Facebook, anunciada en febrero del 2014 y culminada en noviembre por 20.000 millones de euros, ha estado siempre en el punto de mira de las autoridades de protección de datos.

Y es que la AGPD entendían que esa fusión dejaba en manos de una empresa privada un volumen de información personal inusitado, el de más de 2.000 millones de cuentas.

Los recelos no hicieron sino aumentar, puesto que tanto Faceabook como Whatsapp utilizan, para su fucionamiento diario, datos considerados “muy sensibles”, y en los que las legislaciones europeas han puesto especiales esfuerzos, puesto que cubren aspectos como la ideología, las afiliaciones políticas o sindicales, la salud, la religión, e incluso la orientación sexual, que los usuarios revelan voluntariamente en sus conversaciones pero siempre, claro, confiando en el carácter privado de las mismas.

Pero ahí no acaba el asunto. Y es que, a día de hoy, Whatsapp es la app en la que más tiempo pasan los usuarios diariamente en Esapaña, algo que Facebook ha intentado emular, aunque con escaso éxito.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) no ha hecho esperar su opinión, tras el envío de correos a los usuarios de Whatsapp, en los que se les advertía de que su número de teléfono, si no decían lo contrario, sería cedido a Facebook. La entidad pública ha hecho notar que Whatsapp ya advierte al usuario de que si no aceptan estas nuevas condiciones tendrá que “discontinuar su uso” de la aplicación. Y un usuario ya ha presentado la primera demanda por ello, lo que aún da más entidad a una circunstancia que la agencia ya investigaba de oficio.

Advertencias en cuanto a la protección de datos

Para la AEPD y sus homólogos europeos, representados en el Grupo de Trabajo 29, estas nuevas condiciones serán “objeto de vigilancia”. También la agencia británica ha emitido una advertencia de su nueva responsable hacia ambas compañías exhortándoles a que sean “transparentes” en cómo utilizan los datos de los usuarios. Máxime cuando Jan Koum, el fundador de Whatsapp, prometió que nunca harían publicidad y que el sistema de mensajería continuaría funcionando como una red aparte de la de Facebook.

La preocupación para las agencias de protección de datos no es tanto si empresas multinacionales tienen acceso a tanta información si no si el usuario es consiente en ello y sabe cómo la están utilizando.

Cómo desvincular Whatsapp de Facebook

Si te encuentras entre los usuarios que no han quedado conformes con los últimos cambios introducidos, siempre puedes hacer que WhatsApp no comparta la información de la cuenta con Facebook. Solo hay que ir al apartado de Ajustes. Una opción que, según avisa la compañía, es permanente, es decir, no podrás cambiarla en el futuro.

Desvincular WhatsApp de Facebook es muy sencillo. En Ajustes, hay que ir al apartado de Cuenta, donde a aparece, en la parte inferior, el nuevo mensaje y un cuadrado verde con un tic. Pincha de nuevo en el cuadrado para desvincularlo. Te aparecerá la advertencia sobre lo permanente te esta acción. Acepta ‘No compartir’, si es lo que quieres hacer, y ya estarán desvinculadas.

Cabe entender que con esta acción no se impide del todo que Facebook recopile información de nuestra cuenta de WhatsApp, pero evita que la use con fines publicitarios.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Multa a Facebook de 1,2 millones de euros

LOPD: el derecho a indemnización

Multa a Whatsapp y Facebook por protección de datos