La declaración de la Renta varía según la Comunidad Autónoma

A la hora de realizar la declaración de la Renta, no hay que olvidar que cada comunidad autónoma tiene deducciones diferentes, por ello, hay que conocer la regulación de nuestra comunidad.

Por otra parte, tendremos que comprobar que cumplimos con los requisitos exigidos para cada una de ellas; ya que es muy frecuente olvidarnos por desconocimiento.

Un ejemplo de dichas deducciones es: por nacimiento o adopción de hijos, por acogimiento no remunerado de mayores de 65 años y/o con discapacidad, o por arrendamiento de la vivienda habitual, entre otras.

Deducciones y reducciones de la Renta más frecuentes

Antes de que finalice 2019, podemos aprovecharnos de las deducciones y reducciones más frecuentes de la renta.

A continuación, indicamos algunas de ellas a tener en cuenta.

Mayores de 65 años

Aquellas personas mayores de 65 años que vendan su vivienda habitual, las ganancias obtenidas por la venta estarán exentas.

Esto ocurre incluso en el caso de la venta de cualquier vivienda, cuando se destine a obtener una renta vitalicia con unos límites máximos.

Trabajos en el extranjero

En el caso de haber realizado algunos trabajos en el extranjero, los rendimientos que se han obtenido para empresas radicadas en el extranjero están exentas de tributación.

Siempre con un límite máximo anual.

Si se han percibido pensiones procedentes del extranjero, se podrá evitar la doble imposición fiscal consultando el convenio entre España y otros países.

Despido

En caso de despido, la indemnización obligatoria no tributará hasta el límite de 180000 euros, y no volviendo a trabajar en esa empresa durante al menos los 3 años siguientes; en los casos de exceso en la indemnización obligatoria tributaría, pero con reducción.

Prestación por maternidad

La prestación por maternidad está exenta y no se tiene que incluir en la renta.

Si se ha incluido en otras ocasiones, se puede solicitar la rectificación y la devolución de los ingresos indebidos.

Planes de pensiones

Las aportaciones que realizamos a los planes de pensiones tienen una reducción con un límite, independientemente de la edad.

Lo mismo ocurre con las aportaciones a planes de pensiones realizadas por el cónyuge, cuando perciba rendimientos del trabajo inferiores a 8000 euros.

Siempre y cuando el límite de la aportación sea de 2500 euros.

Aportaciones a organizaciones

También destacamos los beneficios por todas aquellas cantidades que se aporten a organizaciones, como, por ejemplo:

  • Las deducciones por donativos.
  • Cuotas sindicales y las cuotas a colegios profesionales.
  • Aportaciones a partidos políticos. Son muy frecuentes y a veces se olvida incluir en la declaración de la renta.

Pisos en propiedad

Si se tiene un piso en propiedad y queremos alquilarlo, lo más recomendable es que sea para vivienda habitual, ya que en estos casos la reducción que se aplica es del 60%.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Qué es el Modelo 232 y cómo se presenta

¿Puedo pedir una vivienda de protección oficial?

Autónomos: las declaraciones trimestrales y anuales