El incremento de la mortalidad en 2020 y 2021 como consecuencia de la covid ha provocado un alza de dos dígitos en el número de herencias.

 

El Consejo General del Notariado califica los aumentos de herencias y donaciones de “récord”

 

Así lo reflejan los últimos datos del Centro de Información Estadística del Notariado (CIEN), difundidos por el Consejo General del Notariado (CGN), con motivo del segundo aniversario de la llegada de la covid.

A diferencia de lo que ocurrió en el año 2020, durante 2021 el exceso de mortalidad sí se ha traducido en un incremento de los actos notariales relacionados con las herencias. En su informe, el CGN recuerda que “los actos relativos a las herencias pueden llevarse a cabo durante mucho tiempo, por lo que constituyen una variable retrasada respecto de la evolución de la mortalidad”.

 

Un 22 % más de herencias

En cuanto a las aceptaciones de herencias (adjudicación por título sucesorio), en 2021 se ha registrado el mayor aumento de la serie y, además, se ha marcado un récord histórico: se otorgaron 365.649 aceptaciones, un 22,2% más que en 2020.

A su vez, en la renuncia de herencias (renuncia pura y renuncia traslativa) se consignó un aumento en 2021 (+25%), lo que coloca el total en 56.557 operaciones, récord histórico. Los notarios afirman que esta tasa rompe la tendencia de contracción en la serie del 2020 y supone la mayor de la serie histórica desde 2007.

 

Testamentos

El número de testamentos alcanzó los 723.642 en 2021, lo que representa un aumento de 92.406, un 14,6% más, frente a los otorgados en 2020. El 98% de los mismos (708.832) fueron testamentos unipersonales abiertos, en los que la persona que testa expresa las disposiciones del testamento en presencia de un notario.

El 2% restante lo conforman otro tipo de testamentos o actos de última voluntad, como testamentos cerrados u ológrafos.

 

Ha crecido la preocupación por la posibilidad de un fallecimiento repentino

El Consejo General del Notariado explica que “el incremento de la incertidumbre sobre el futuro, el aumento de la mortalidad y, en definitiva, la creciente preocupación de los ciudadanos por la posibilidad de un fallecimiento repentino provocado por los efectos sanitarios de la pandemia ha podido motivar a muchos de éstos a dejar todos sus asuntos resueltos en materia sucesoria”.

 

Más de 700.000 testamentos en 2021, un récord absoluto

En este sentido, destaca que “durante el año 2021 se ha materializado la mayor subida interanual de la serie de testamentos desde que comenzó a registrarse en la base de datos de CIEN en el año 2007 y que se constituye también en el número absoluto más elevado de la serie, superando con amplitud la barrera de los 700.000 testamentos”.

 

También aumentan los contratos sucesorios entre dos o más firmantes

Junto a los testamentos, y en consonancia con la tendencia del año anterior, han continuado aumentando su protagonismo los contratos sucesorios entre dos o más firmantes.

Mientras que el testamento es un acto unilateral que se puede cambiar a voluntad y siempre que se quiera, el contrato sucesorio solo se podrá modificar o revocar si los distintos firmantes están de acuerdo. En 2021 se otorgaron 31.702 pactos sucesorios, el mayor registro de la serie histórica y un 18,9% más que los otorgados en 2020.

 

Se disparan las donaciones

Por su parte, el número de donaciones alcanzó las 174.866 en 2021, un 30,7% más que en 2020. El CGN interpreta que, “si bien existe cierto efecto de solidaridad intrafamiliar e intergeneracional para paliar los efectos de la crisis económica provocada por la COVID-19, también hay que tener en consideración las expectativas de subidas impositivas que han podido acelerar o incrementar el número de donaciones temiendo una pérdida de capital mayor si se materializan las subidas de tipos”.

 

Extinción de usufructos

El CGN informa que entre 2015 y 2019, según datos del INE, el número de fallecimientos fue estable y cercano a los 420.000. Pero esta cifra se disparó en 2020 hasta las 498.7011, lo que supone 78.000 personas más que en los años precedentes. En 2021 se siguen haciendo notar los efectos de la pandemia, aunque la cifra se ha reducido hasta las 452.812 defunciones.

 

Más de un 20 % se han incrementado las extinciones de usufructo por fallecimiento

“Uno de los efectos directos del aumento de la mortalidad en los años 2020 y 2021 se ha manifestado en el incremento de las extinciones de usufructo, uso o habitación por fallecimiento”, señalan los notarios. En concreto, este acto notarial venía exhibiendo un avance sostenido desde el inicio de la serie.

En el primer año de la pandemia se formalizaron en instrumento público 11.429 extinciones de usufructo por fallecimiento, un 4,5% más que en 2019. “Sin embargo, durante el año 2021 la serie ha exhibido un aumento de mayor magnitud, con un incremento interanual del 20,8% hasta las 13.809 extinciones, alcanzando el máximo histórico de la serie”.

Fuente: economistjurist.es

Foto: istockphoto

 

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Adiós a la ‘Ley de Cuba’, un problema de los herederos de inmuebles

¿Cómo se calcula la legítima?

Demanda millonaria contra las aseguradoras