La Declaración de la Renta de los afectados por un ERTE

Los empleados en ERTE tendrán dos pagadores
Actualmente, unos 4 millones de trabajadores están afectados por un ERTE. Es una de las consecuencias de la crisis del coronavirus.

Una vez que comience la denominada «nueva normalidad», el Gobierno espera que gran parte de esos trabajadores afectados por un ERTE se reincorporen a su puesto de trabajo. De ser así, solo tendrían que tener en cuenta este periodo de tiempo de cara a la Declaración de la Renta 2020.

Y es que todos aquellos trabajadores que hayan cobrado la prestación por estar afectados por un ERTE tendrán, a efectos fiscales, dos pagadores.

De cara a la Declaración de la Renta 2020

Así pues, todos aquellos que se hayan visto afectados por un ERTE tendrán que tenerlo en cuenta de cara a la siguiente Declaración de la Renta. Esto, generalmente, suele tener dos consecuencias:
La primera, que seguramente tendrán que presentar la Declaración, a pesar de tener ingresos por debajo del límite legal.

La segunda consecuencia es que, probablemente, les salga a pagar.

Qué significa tener un segundo pagador

Por norma general, se considera que hay dos o más pagadores a efectos fiscales “cuando se perciben ingresos de entidades que tienen números de identificación fiscal (NIF) distintos”.

Puesto que la prestación por desempleo es un ingreso por rendimiento de trabajo, igual que la nómina, se considera un pagador más a efectos fiscales. En el caso de trabajadores en ERTE, se aplica la misma regla.

Otros casos en los que la Administración se convierte en segundo pagador son, por ejemplo, cuando el trabajador se jubila una vez iniciado el año, o cuando percibe las prestaciones del FOGASA (Fondo de Garantía Salarial) porque su empresa es insolvente.

Obligados a la hacer la Declaración

Generalmente, solo están obligados a presentar la Declaración de la Renta aquellos trabajadores que han ingresado más de 22 000 euros. Sin embargo, cuando estos ingresos vienen de dos pagadores o más, la cifra se rebaja hasta los 14 000 euros. Eso sí, la cantidad abonada por el segundo pagador y siguientes tiene que superar los 1 500 euros.

Es relativamente fácil, por tanto, que aquellos trabajadores que han estado durante dos o tres meses en un ERTE tengan obligación de presentar la Declaración de la Renta el año que viene pese a tener unos ingresos inferiores a 22 000 euros.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Calendario de la Renta 2019

En marcha la Campaña de la Renta y Patrimonio 2019

Cómo ahorrar en la próxima declaración de la Renta