Vueling ha perdido el juicio

Vueling indemnizará por un vuelo cancelado

El Juzgado Mercantil número 1 de A Coruña ha dictado sentencia a favor de un matrimonio al que Vueling le anuló el vuelo sin explicaciones.

El titular del Juzgado Mercantil número 1 de A Coruña dictó hace tres semanas una sentencia que obliga a Vueling Airlines a pagar, no solo la indemnización, sino todos los gastos en los que incurrieron dos pasajeros que no pudieron despegar de Alvedro por causas relacionadas con la compañía y que nunca fueron bien explicadas.

El matrimonio indemnizado tenía un viaje planificado que partía de A Coruña y su destino era el aeropuerto de Sevilla. Desde allí, viajarían a una ciudad cercana con playa. Por eso, el día de la partida se encaminaron, ilusionados, al aeropuerto, donde escucharon que se cancelaba su vuelo. En ningún momento recibieron alternativa.

Llevaron a Vueling a los tribunales

Fue en ese momento en el que decidieron llevar el tema a los tribunales. Así, demandaron a Vueling por los daños y perjuicios sufridos. Vueling, por su parte, pidió que no se celebrase el juicio, proponiendo una indemnización de 555,57 euros.

Pero el matrimonio demandante decidió seguir adelante con el proceso. En la vista se puso de relieve que Vueling no tenía inconveniente en pagar el vuelo perdido, pero no así el trayecto de vuelta.

Desde Vueling explicaban que «los demandantes -se explicó en el juicio- podían haber cogido otro vuelo al día siguiente, ‘si no han ido no tenemos que pagar que no vayan de vacaciones’».

No obstante, el fallo judicial es claro. Así, explica que, aunque la compañía se ofreció a reubicarlos en otro vuelo, «sobre ese dato no hay un mínimo indicio probatorio, e incluso es negado por los demandantes, y no lo hay porque ni siquiera se ha aportado la identificación de ese vuelo (al menos, que permitiera a este tribunal venir en conocimiento de su existencia) y tampoco se ha procedido a devolver a los demandantes el reembolso del coste íntegro del billete si el vuelo ya no tiene razón de ser en relación con el plan de viaje inicial».

Un viaje que no fue iniciado

El juez del caso entiende que «los demandantes proyectan un desplazamiento que no pudo siquiera iniciarse, luego no puede la compañía aérea pretender no hacerles devolución del trayecto de vuelta si no se les facilitó la ida. Es por esto que ha de abonar íntegramente el desplazamiento no disfrutado: 199,76 euros».

Además, recoge el fallo, los reclamantes habían programado unos gastos en el lugar de destino y de su pago debe hacerse cargo quien impidió que pudieran disfrutarlos, es decir, Vueling, ya que es consecuencia de la cancelación del vuelo.

«Por lo tanto, en atención a las circunstancias concurrentes, cabe apreciar negligencia en la compañía aérea que conlleva la íntegra condena al abono de los gastos causados a los demandantes: 171,04 euros por el alquiler del vehículo y 214,50 euros por la cancelación del hotel».

Todo menos el daño moral

El aspecto que el juez no ha aceptado es la petición de una indemnización por daño moral. La pareja reclamaba unos 800 euros por esta cuestión, que les han sido denegados puesto que «quien decide programar un viaje es consciente de los inconvenientes que, en ocasiones, acarrea. Y en este caso la cancelación del vuelo no permite entender que se produjeran daños morales».

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo recurrir a una compañía telefónica

Cuándo puede un pasajero reclamar en un vuelo

Viajar en avión será más barato