Viajar en avión será más barato

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) vaticina buenos tiempos para el mercado aéreo mundial.

Según IATA, el sector puede ser optimista, puesto que ha mejorado aún más las previsiones del sector para este año 2016. Así, sus beneficios se elevarían hasta los 35.200 millones de euros (39.400 millones de dólares); un pronóstico que, de cumplirse, encadenaría cinco años consecutivo de incremento de resultados en el sector del avión.

En estos datos ha tenido una influencia decisiva el bajo precio del petróleo. En lo que va de año, el coste del barril de Brent (de referencia en Europa) ha sido una media de 45 dólares, muy por debajo de los 53,9 dólares en los que se situó en 2015. Este hecho ha beneficiado notablemente a las aerolíneas, que han revisado la tarifa de sus billetes de avión y bajarán sus precios hasta un 7%.

Viajar en avión, tendencia a la baja

La tendencia establecida el año pasado ya era a la baja, puesto que los billetes de avión se rebajaron un 5%. Incluso con estas rebajas, las compañías aéreas prevén alcanzar 9,34 euros (10,42 dólares) por viajero de avión e ingresar en términos generales unos 633.000 millones de euros (709.000 millones de dólares), con lo que su margen de beneficio sería del 5,6%.

Desde IATA, además, han asegurado que no sólo la caída del precio del petróleo están detrás de estos buenos datos en el sector aéreo. También habría influído el impulso que desde las aerolíneas se ha dado a la actividad.

Beneficios por aerolíneas

En cuanto a la actuación regional de las aerolíneas, y según recoge Efe, las de América del Norte serán las que aportarán más de la mitad de los beneficios, unos 22.900 millones de dólares, mejorando la cifra del año anterior, que se situó en los 21.500 millones; mientras que las europeas, que se han enfrentado a varios ataques terroristas en lugares claves para el turismo, se espera que mejoren su beneficio hasta los 7.500 millones de dólares al término de 2016, cien millones más que en el ejercicio anterior.

Las operadoras de Asia-Pacífico también mejorarán sus beneficios en 2016, que progresarán en 600 millones de dólares, hasta los 7.800. En Oriente Medio, las compañías aéreas obtendrán un saldo positivo a finales de 2016, aunque será similar al del año anterior (un beneficio de 1.600 millones, frente a los 1.400 millones previos).

Las aerolíneas de Latinoamérica y africanas tendrán una influencia menor e incluso negativa. Las primeras no obtendrán beneficios tan importantes (100 millones en 2016), pero sí supone una mejora considerable si se tienen en cuenta las pérdidas de 1.500 millones en 2015; y las segundas registrarán pérdidas otro año más.

Viajar en avión será más barato

Cuándo puede un pasajero reclamar en un vuelo

Vueling indemnizará por un vuelo cancelado