Las sociedades y entidades sin personalidad jurídica deberán relacionarse electrónicamente con las Administraciones Públicas

Sociedades y relación electrónica con las Administraciones

El pasado 2 de Octubre de 2.016 entró en vigor la Ley 39/2015 de 1 de Octubre del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Esta ley establece que todas las sociedades mercantiles y entidades sin personalidad jurídica deberán relacionarse electrónicamente con las Administraciones Públicas.

Así, desde la fecha de entrada en vigor de esta Ley, las sociedades mercantiles y entidades sin personalidad jurídica como asociaciones, sociedades civiles, comunidades de bienes, herencias yacentes o comunidades de propietarios, entre otras, deberán relacionarse electrónicamente con las Administraciones Públicas.

Esto es: cualquier trámite, solicitud o presentación o aportación de documentos se deberá hacer telemáticamente a través del certificado electrónico de la empresa o entidad sin personalidad jurídica en concreto.

Trámites telemáticos de las sociedades

De este modo, desde el 2 de Octubre se deberán tramitar electrónicamente los siguientes trámites:

– Presentación de documentos y solicitudes dirigidos a la Agencia Tributaria que se deberán presentar a través del registro electrónico de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT).
– En el ámbito aduanero, la presentación de documentos y solicitudes previstas en la legislación aduanera se deberán presentar a través del registro electrónico establecido en el Código Aduanero de la Unión y en los Reglamentos que lo desarrollan.
– Presentación de solicitudes, escritos y comunicaciones a través del correspondiente registro electrónico que serán dirigidos automáticamente a las unidades de tramitación competentes.
– Obtención de copias de los documentos presentados en formato electrónico.
– Presentación de facturas electrónicas.
– Aportación de documentos a los expedientes durante la tramitación del procedimiento.
– Envío de comunicaciones referidas a los expedientes ya iniciados.
– Recepción de notificaciones electrónicas.
– Efectuar pagos de tasas, precios públicos y tributos.
– Realización de declaraciones y pago de impuestos.
– Obtención de certificados y licencias de forma inmediata a través de los Servicios de Respuesta Inmediata.

Excepciones

De las gestiones que se deben tramitar obligatoriamente por vía telemática hay que exceptuar la presentación de declaraciones y autoliquidaciones. Se continuará haciendo como hasta ahora por no estar afectas por la Ley 39/2015, así como las excepciones previstas en el resto de la normativa vigente respecto a las sociedades que obligan a la presentación en papel o soporte físico como originales de avales, documentos notariales, judiciales…).

Para poder realizar trámites y gestiones por vía telemática es necesario disponer de DNI electrónico o de uno de los certificados electrónicos reconocidos por la Administración Pública. Así, se garantiza la autenticidad del interesado con plenas garantías jurídicas y la protección de sus datos personales.

El incumplimiento de esta obligación puede ser constitutivo de infracción tributaria prevista en el artículo 199 de la Ley 58/2003 de 17 de Diciembre, General Tributaria, que establece una sanción fija de 250 euros.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Tributación por módulos, las novedades en 2016

Aplazamiento de la deuda por falta de liquidez

Tributación en IRPF: arrendamiento y subarrendamiento