La responsabilidad ante el robo o pérdida de la tarjeta de crédito

Robo de tarjeta de crédito: ¿quién se hace responsable?
No es raro que perdamos o nos roben la tarjeta de crédito. Pero ¿qué responsabilidad tendríamos en ese caso? Y lo más importante: ¿quién correrá con los gastos?

Ante la pérdida o extravío de la tarjeta de crédito, debemos tener muy claros los pasos a seguir. Solo así evitaremos sustos innecesarios.

Lo más importante si perdemos o nos roban la tarjeta de crédito es la rapidez de actuación. Así, inmediatamente debemos llamar a la entidad emisora.

Una vez que se ha comunicado la pérdida o robo a la entidad emisora, el dueño de la tarjeta dejará de tener cualquier responsabilidad. A partir de ese momento, el banco se hará cargo de cualquier uso fraudulento.

Uso indebido de la tarjeta

El gran problema para muchos a la hora de perder o que nos roben la tarjeta es que hagan un uso indebido. Y es que podrían efectuar compras en nuestro nombre, cargándonos los gastos.

En caso de que ese uso fraudulento tenga lugar después de comunicárselo a la entidad, como decíamos, será quien asuma la responsabilidad. Lo mismo ocurre con todos los posibles cargos que se hagan a la cuenta del titular.

Si el uso fraudulento se hiciese antes de notificar la pérdida o robo de la tarjeta de crédito, la cosa cambia. En ese caso, será el titular quien tenga la responsabilidad y se haga cargo de los gastos. Eso sí, con un máximo de 150 euros.

¿Qué hacer si nos roban la tarjeta?

Así pues, una vez nos demos cuenta de que la hemos perdido o nos la han robado, lo primero tenemos que llamar al banco para que nos la bloqueen. No es necesario llamar a nuestra sucursal, sino que podremos hacerlo en el teléfono de atención al cliente 24 horas. Al llamar, es fundamental dejar anotado la fecha y la hora, por si tuviésemos que hacer reclamaciones en el futuro.

También podemos llamar a la central entidad emisora de la tarjeta de crédito. Es importante conocer que las tarjetas de crédito tienen asociadas un seguro, en muchos casos seguros en caso de robo o pérdida.

En caso de que se trate de un robo, el siguiente paso será ir a la comisaría. Así podremos denunciar lo sucedido, al tiempo que tendremos un justificante más que nos quitará cualquier responsabilidad.

Responsabilidad y negligencia

Sólo hay una excepción a este supuesto. Se trataría de que el cliente en cuestión haya cometido una negligencia, es decir, que pudiendo evitar el robo no lo hiciese, y que alguien conociese su código PIN.

Si se produce una retirada en efectivo desde un cajero, el banco comenzará una investigación y si se demuestra que la persona que retiró el dinero conocía el código secreto, el titular de la tarjeta será el responsable y no se devolverá el dinero.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Qué es el Sistema Arbitral de Consumo

¿Es abusiva la comisión bancaria por descubierto?

Multa a un cine por no dejar entrar con comida o bebida