Los contribuyentes afectados por esta medida deben estar atentos porque puede estar mal hecha la retención en su Renta.

¿Qué debo tener en cuenta en la Renta si he estado o estoy afectado por un ERTE?

 

La crisis del coronavirus provocó que prácticamente cuatro millones de españoles estuvieran en ERTE en algún momento del 2020. Unas cifras que se han rebajado considerablemente en 2021 y 2022, pero que aún afecta a muchas personas en España. Este año, la Agencia Tributaria ha mantenido los ERTE como rendimientos de trabajo sujetos a gravamen, por lo que no están exentos de IRPF y se deben declarar.

La característica más importante que deben tener en cuenta los contribuyentes en ERTE a la hora de presentar la declaración de la renta es la de tener dos pagadores distintos, la empresa y el SEPE. Este es un aspecto muy relevante porque tiene consecuencias para un gran número de trabajadores, ya que puede comportar que una persona que antes no estaba obligada a presentar la declaración de la renta ahora sí lo esté.

 

Si has estado o estas en ERTE tienes dos pagadores y el límite se reduce para presentar la Renta

Como indican las pautas de la Agencia Tributaria, solo deben presentar la renta aquellos contribuyentes cuyos rendimientos del trabajo superen los 22.000 euros y procedan de un mismo pagador. En cambio, si hay dos pagadores, como en el supuesto de los ERTE, ese límite se reduce hasta los 14.000 euros, siempre que el segundo pagador haya pagado más de 1.500 euros en el conjunto del año.

En este caso las dos fuentes de ingresos serán la empresa que les incluyó en el ERTE y el Servicio Público de Empleo Estatal, el SEPE, que les abonó una parte del sueldo mientras se estuvo bajo esa figura, tanto si fue parcial como total. Eso sí, aunque de primeras este elemento pueda suponer una elevada preocupación, las consecuencias reales no son tan graves.

 

Aún hay muchos contribuyentes afectados por los ERTE en la renta

Así lo cree Núria Gilgado, secretaria de política sindical de la UGT en Catalunya, que apela a la tranquilidad aclarando que los afectados por esta medida no reciben más penalizaciones, sino que “pagan exactamente lo mismo que un trabajador que no está en ERTE”. Además, añade que no hay diferencias porque “tributan igual y tienen el mismo trato fiscal” ante la Administración.

 

Consecuencias de tener dos pagadores por el ERTE

Gilgado destaca que no ha habido novedades respecto a la campaña de la renta del pasado ejercicio que afecten a esta medida, pero que durante el año anterior “muchas declaraciones de personas en ERTE salieron a pagar y les fue difícil de ingresar”.

Algo lógico teniendo en cuenta que estos trabajadores “estuvieron cobrando un 70% de su sueldo durante muchos meses o, incluso, un año o más” señala Gilgado.

 

Es muy probable que el SEPE no realice bien las retenciones sobre el dinero abonado y la declaración salga a pagar

Otro de los efectos de tener dos pagadores es la alta posibilidad que el contribuyente tenga una declaración de la renta positiva y tenga que pagar a Hacienda. El motivo es que el SEPE no haya realizado correctamente las retenciones sobre el dinero abonado y en la liquidación de la campaña de la renta se ajuste esa cantidad.

Esto ocurre en la mayoría de casos en los que hay un segundo pagador porque no se conocen tan bien los ingresos anuales totales del trabajador.

 

La Agencia Tributaria debe dar todas las facilidades posibles a la hora de pagar

Desde UGT reclaman que en estos casos la Agencia Tributaria ofrezca todas las facilidades posibles a la hora de pagar, puesto que se trata de “personas que están en una situación de vulnerabilidad porque cobran mucho menos” que si estuvieran en una situación normalizada.

Fuente: lavanguardia.com

 

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¡Arranca la campaña de la Renta año 2022 con muchas novedades!

¿Cuál es el calendario de la próxima declaración de la Renta?

Multas de la Agencia Tributaria por no presentar la declaración de la Renta