No pagar la hipoteca del hogar familiar es un delito

Qué pasa si no le pago la hipoteca a mi ex

Hasta ahora, el delito de abandono de familia estaba asociado a la pensión alimenticia. Ahora, también incluye dejar de pagar la hipoteca del hogar familiar si un juez había determinado que había que hacerlo.

Si una de las partes, después del divorcio, no paga la hipoteca, podrá ser condenado por abandono de familia. Así es desde este 2018, por decisión de la Junta de Magistrados de la Audiencia Provincial de Madrid de la sección penal. Así, quien no pague lo que le corresponde de hipoteca, estaría cometiendo un delito.

Esta medida no es sólo para los casos de divorcio, sino también para resoluciones judiciales recaídas en procesos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad de matrimonio y relativas al pago de los préstamos hipotecarios que graven la vivienda familiar son prestaciones en favor de los hijos o del cónyuge a efectos previstos en el artículo 227.1 del Código Penal.

Qué dice el Código Penal

Como decíamos, esto es una ampliación del artículo 227.1 del Código Penal. Éste dice:

“El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses.”

Por eso, a menudo se veían casos de cónyuges que, si bien pagaban su pensión puntualmente, desatendían el pago de la hipoteca. No sólo era un método de ahorro de dinero, sino que además perjudicaba directamente a la otra parte. Si bien antes estaba considerado una cuestión civil.

Ahora, en cambio, pasa a ser una cuestión penal y, por lo tanto, un delito. Se incluye, de este modo, la hipoteca como una parte más de la pensión que se debe abonar.

Qué pasa si no pago la pensión de alimentos

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la obligación de pago de la pensión, así como su cuantía, la ha determinado un jeuz por una sentencia firme de obligado cumplimiento. Además, la pensión no es para el cónyuge (o ex), sino para los menores a su cargo o, en su caso, personas que dependan económicamente.

Es por eso que desatender esta obligación es muy grave, siendo un tema penal que puede terminar, incluso, con penas de prisión.

No obstante, cuando una de las partes deja de pagar la pensión (o, en su caso, la hipoteca) lo primero que habrá que tener en cuenta es si es porque no puede o porque no quiere.

En ambos casos tendrá responsabilidades. La diferencia radica en que si no ha podido pagar, se tratará de un tema civil. Se procederá a embargar nóminas, cuentas y bienes. Si, por el contrario, no ha querido pagar la pensión o la hipoteca, será una cuestión penal.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Se incluyen las pensiones en la declaración de la Renta?

Multa por no pasar la pensión de alimentos

El delito de abandono de familia