Se ha aprobado un nuevo Real Decreto-Ley. En él, se aprueban algunas nuevas medidas extraordinarias para modular el pago de alquileres. Se refiere, en concreto, a los de los locales de negocios utilizados por pymes, autónomos y profesionales.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el nuevo Real Decreto-Ley. Se trata del 15/2020, por el que se aprueban las nuevas medidas extraordinarias.

Gracias a este nuevo RD, se podrá ajustar la cuantía y la periodicidad de la renta de estos alquileres. Se quiere, así, aliviar a un sector muy afectado por la crisis sanitaria del COVID-19. Esta medida beneficiará a los inquilinos de más de 222 000 inmuebles de turismo, hostelería, comercios y de ocio.

MEDIDAS SIMILARES A LOS ALQUILERES DE VIVIENDAS

Las nuevas medidas son similares a las que se adoptaron para los alquileres de viviendas hace 3 semanas. Y es que está basado en la regulación de moratorias de pago, siempre adaptadas al tipo de arrendador. De este modo, las condiciones serán distintas para un «gran tenedor» (es decir, con más de 10 inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 metros cuadrados) que para un pequeño propietario.

Si se trata de grandes tenedores, se podrá solicitar la moratoria de la renta en el plazo de un mes, es decir, hasta el 23 de mayo de 2020. Esta moratoria se aplicará automáticamente, y se aplicará mientras dure el estado de alarma. Se podrá prorrogar hasta un máximo de 4 meses.

Este aplazamiento no tendrá penalización ni tampoco intereses. La deuda se podrá devolver, de forma fraccionada, durante los 2 años siguientes al fin de la moratoria. Además, la opción por esta moratoria impedirá la ejecución de garantías de pago, como avales bancarios o seguros de impago de alquiler.

PEQUEÑOS PROPIETARIOS

Cuando se trate de pequeños propietarios, el plazo será también de un desde la entrada en vigor de este RD, es decir, hasta el 23 de mayo. Podrán solicitar el «aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta siempre que dicho aplazamiento o una rebaja de la renta no se hubiera acordado por ambas partes con carácter voluntario».

La Ley de Arrendamientos Urbanos (Ley 29/1994, de 24 de noviembre) habla, en su artículo 36, de la fianza de los alquileres. Pues a través de este Real Decreto, las partes podrán disponer de esa fianza para pagar total o parcialmente alguna de las mensualidades de la renta. Si se cogiese parte de esa fianza para ese fin, el inquilino tendrá que reponerlo en el plazo de un año desde que se llegase a ese acuerdo. Si el contrato tuviese una vigencia inferior al año, habría de hacerlo antes de que finalice.

QUIÉN PUEDE BENEFICIARSE

No existen diferencias de regulación es en los requisitos exigidos para ser beneficiarios de estas prórrogas.

Así, los autónomos tendrán que estar afiliados y dados de alta desde el 14 de marzo en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. También es posible estar dado de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar o, en su caso, en una de las Mutualidades sustitutorias del RETA.

Es requisito indispensable que su actividad haya quedado suspendida al declararse el estado de alarma. De no ser así, habrá que acreditar que la facturación se ha reducido en un 75% con respecto a los meses normales.

Esta exigencia tendrán que cumplirla tanto pymes como autónomos. Se tendrá que acreditar mediante los libros de contabilidad o con una declaración responsable en la que se incluyan los ingresos y los gastos.

Aquellos arrendatarios que se hayan beneficiado de estos aplazamientos en los alquileres sin reunir los requisitos sin cumplir los requisitos, tendrán responsabilidades posteriores. Así, tendrán que afrontar los daños y perjuicios que se hayan producido, así como todos los gastos que se hayan generado por la aplicación de estas medidas.

MEDIDAS PARA AUTÓNOMOS Y PYMES

Además de las moratorias en alquileres, se han aprobado otras medidas que benefician a autónomos y pymes. Son las siguientes:

– IVA del 0% para material sanitario. Hasta el 31 de julio no se aplicará el IVA al material sanitario dedicado a frenar el contagio.

– Pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades. Así, los periodos iniciados a partir del 1 de enero de 2020 se podrán realizar sobre la base de los resultados de este mismo año, y no los beneficios del año pasado.
Aquellos contribuyentes cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 6 millones de euros, se prevé que pueda realizarse en el plazo del pago fraccionado que deba presentarse en los 20 primeros días del mes de octubre de 2020.

Con estas medidas, quieren que los empresarios puedan calcular sus pagos fraccionados no en base a los resultados del año pasado, sino sobre la previsión de caída de beneficio o, incluso, de pérdidas para este año.

– Autónomos que tributan por módulos. Podrán renunciar a este sistema durante un año. Así, mediante el régimen de estimación directa podrán adecuar el pago de impuestos a los peores resultados de el presente ejercicio.

– El pago de deudas tributarias está supeditado. Así, dependerá de si el interesado ha conseguido la financiación sujeta al plan de avales públicos, que puede alcanzar los 100 000 millones. De este modo, no se activará el cobro de impuestos si el contribuyente en cuestión ha pedido uno de estos préstamos.

El interesado deber demostrar, eso sí, que ha pedido un crédito de importe igual o mayor al de la deuda al menos cinco días antes de que concluya el plazo para la liquidación. Igualmente, deberá destinar “inmediatamente” el dinero obtenido a pagar al fisco.

La Agencia Tributaria, por su parte, podrá acceder telemáticamente a los expedientes financieros del contribuyente a fin de comprobar la información. La medida afectará a las liquidaciones celebradas entre el 20 de abril y el 30 de mayo.

Si esta interesado en este servicio, rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted:

 

Conforme a la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que sus datos personales de contacto serán incorporados a un fichero denominado USUARIOS WEB del que es responsable Bufete Prolegue, S.L., cuya finalidad es la gestión de las consultas realizadas por los usuarios a través de la web. Si desea ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición, podrá dirigirse por escrito a la siguiente dirección de correo electrónico: info@bufeteprolegue.com