La nulidad de las hipotecas multidivisa

Hipotecas multidivisa nulas si no hubo transparencia

Abrían camino las cláusulas suelo, y ahora les siguen las hipotecas multidivisa. Y es que el Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de estas hipotecas. Eso sí, será sólo en los casos en los que hubo falta de transparencia de parte del banco.

La banca recibe un nuevo revés de los tribunales. Los afectados por las hipotecas multidivisa, por su parte, están de enhorabuena. Esto se debe a que el Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de estos préstamos, siempre y cuando hubiese falta de transparencia por parte de la banca.

Un fallo que se ha hecho esperar

Este fallo del Supremo se esperaba, inicialmente, para el pasado 20 de septiembre. Pero fue justo el día en el que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea discaminaba que las hipotecas multidivisa eran abusivas. Igual que ha hecho el Alto Tribunal, matizó que sería en los casos en los que el cliente no hubiese sido debidamente informado del tipo de producto contratado. Igualmente, debían haberle comunicado los riesgos que asumía al contratar este crédito. La coincidencia de las sentencias provocó que el Supremo pospusiera su pronunciamiento.

Así pues, el Supremo ha descartado que las hipotecas multidivisa fuesen objeto de negociación individual. De serlo, quedarían fuera del ámbito de aplicación de la directiva sobre cláusulas abusivas.

Al ser, en cambio, cláusulas que definen el objeto principal del contrato, existe sobre ellas un especial deber de transparencia. Es por eso que las instituciones financieras deben facilitar la información suficiente a los prestatarios para que comprendan no sólo el contenido, sino también el alcance concreto que pueden alcanzar.

Un caso concreto de hipotecas multidivisa

Con esta sentencia se pone fin a la demanda en la que se solicitaba la nulidad de las cláusulas multidivisa de un préstamo hipotecario concertado con Barclays Bank.

En este caso, el Tribunal ha afirmado que la falta de transparencia de las cláusulas multidivisa «ha generado para los prestatarios un grave desequilibrio, en contra de las exigencias de la buena fe, puesto que, al ignorar los graves riesgos que entrañaba la contratación del préstamo, no pudieron comparar la oferta del préstamo hipotecario multidivisa con las de otros préstamos y se ha agravado su situación económica y jurídica».

Por todo ello, el Supremo ha estimado que las cláusulas multidivisa cuestionadas «no superan el control de transparencia» y ha declarado la nulidad parcial del préstamo, que debe ser recalculado en euros. Los magistrados optan por no anular totalmente el crédito al estimar que sería una solución peor para el consumidor, ya que tendría que devolver de una sola vez la totalidad del capital pendiente de amortizar.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Nulidad de la cláusula suelo y el pacto de rebaja

La vivienda habitual no se puede alquilar

El juzgado de Barakaldo estima íntegramente la nulidad de la cláusula de gastos