Los peligros de no empadronarse en la vivienda habitual

¿Es obligatorio empadronarse donde vives?

Muchos ciudadanos deciden empadronarse en una vivienda distinta a en la que residen. A veces es por dejadez y otras por intereses particulares. Pero ¿es legal?

Todos los ciudadanos españoles deben estar inscritos en el padrón del municipio donde residan. Eso conlleva una serie de derechos y obligaciones, entre las que está la posibilidad de votar y presentarse a unas elecciones.

Un ciudadano solo puede empadronarse en un municipio

Por ley, cada ciudadano debe empadronarse en un municipio, pero no podrá hacerlo en más de un sitio a la vez. Aquellos ciudadanos que residan en más de un municipio, deben empadronarse donde pasen más tiempo a lo largo del año.

Aquellos que se empadronen intencionadamente en varios municipios estará cometiendo una ilegalidad. La ley contempla sanciones para estas actitudes, igual que para aquellos ciudadanos que estén empadronados en una vivienda en la que no residan.

La sanción por estar empadronado en otra vivienda

En ocasiones, como decíamos, hay personas que se empadronan en una vivienda de forma fraudulenta. Suele ser para conseguir plaza para sus hijos en un determinado colegio, o por una serie de beneficios fiscales.

Ya que es sencillo empadronarse en algún municipio, aunque sea de forma fraudulenta, algunos ciudadanos se aprovechan de ello. Se trata, así pues, de una práctica sancionable. No obstante, la ley que lo contempla no está actualizada, hasta el punto de que aún hay sanciones que aparecen en pesetas.

Se contemplan sanciones por falsedad u omisión de datos en el padrón en el Real Decreto 1690/1986, de 11 de julio. En este RD se aprueba el Reglamento de Población y Demarcación de las Entidades Locales.

En este Real Decreto se indica que si en el padrón figuran datos incorrectos, correspondería una multa de 150 euros si se trata de municipios de más de 500 000 habitantes en los que se hayan falseado datos del padrón. En los municipios de 50 001 a 500 000 habitantes, la sanción ascenderá a 90 euros. Serán 60 euros en municipios de 20 001 a 50 000 habitantes, y 3 euros en los de 5 001 a 20 000 empadronados. Finalmente, en el resto de municipios la multa será de 500 pesetas.

Qué dice el Código Penal

No obstante, este Real Decreto no es la única mención a este tipo de fraudes. Y es que el Código Penal, en su artículo 392, dice que quien cometa falsedad en un documento público se podrá enfrentar hasta a penas de prisión de entre 6 meses y tres años.

La mayoría de los casos terminan con el pago de la multa, siempre que no haya antecedentes penales. Pero si esta infracción tiene un fin lucrativo, como puede ser aprovecharse de determinados beneficios fiscales, podrían imponerse las sanciones máximas. Además, si terceras personas saliesen perjudicadas podrían solicitar una indemnización.

Por otro lado, si alguien empadrona en su vivienda a un extranjero sin residencia legal para poder acreditar su residencia continuada, podrán enfrentarse a sanciones de entre 501 y 10 000 euros.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Perros potencialmente peligrosos. Obligaciones legales

Multas a los padres de menores que hagan botellón

Derechos y obligaciones del propietario