Sólo un tercio de las pymes conoce su obligación de tener un registro salarial desglosado por sexos y apenas el 23% están preparadas.

La norma es de obligado cumplimiento desde el 14 de abril de 2021

Todas las empresas están obligadas desde el pasado miércoles, 14 de abril, a tener un registro retributivo de toda su plantilla, incluido el personal directivo y los altos cargos, como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto de igualdad retributiva entre mujeres y hombres.

La norma sobre igualdad salarial se aprobó en octubre del año pasado para su entrada el 14 de abril. Tiene por objetivo impulsar la transparencia salarial en las empresas para garantizar la igualdad retributiva entre hombres y mujeres en trabajos de igual valor. Se trata, en definitiva, de combatir la llamada brecha salarial de género.

Las Pymes ni lo conocen ni están preparadas

El registro salarial al que obliga la norma debe incluir los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de la plantilla desagregados por sexo, entre otros datos. Pero, según los gestores administrativos, apenas una de cada cinco pymes podría aportar ahora la información que se exige en el registro.

“No parece de recibo que algo de tanta importancia no haya sido objeto de una potente campaña de información por parte del Ministerio correspondiente”, ha denunciado el presidente del Colegio de Gestores Administrativos, Fernando Santiago, que se ha quejado de que cada vez es mayor la burocracia a la que están obligados los negocios para poder operar.

Una de cada cinco Pymes necesita ayudas directas

Según el barómetro, el 23% de las pymes que cuentan con un crédito ICO no podrán acogerse a las medidas de ampliación de la carencia y/o de la amortización que aprobó el Gobierno el pasado mes de noviembre debido a que tienen impagos con más de 90 días frente a entidades financieras.

Una de las condiciones para poder ampliar los plazos de carencia y amortización de los ICO-Covid es no estar en mora. “Es increíble que no sean conscientes de que las pymes están sufriendo un calvario, les falta liquidez y, en consecuencia, no pueden hacer frente a sus compromisos financieros. Por ello, precisan ayuda. Las que están al día necesitan las ayudas, las que no, las necesitan con más razón”, ha defendido Santiago.

El Gobierno muestra una nula empatía y conocimiento del tejido empresarial español

Además, los datos del barómetro revelan que el 21% de las pymes precisan acogerse a las ayudas directas aprobadas recientemente por valor de 7.000 millones de euros. Sin embargo, denuncian los gestores, el 43% de estas empresas no podrán acceder a estas ayudas por no estar al día en sus pagos a Hacienda y a la Seguridad Social, requisito para poder cobrarlas.

“Mires por donde mires, sólo se observa una total falta de empatía y de conocimiento de cómo funciona nuestro tejido productivo ¿Es que no logran entender nuestros dirigentes los graves problemas financieros que la crisis sanitaria está originando a los negocios? Y cuando eso ocurre, lo primero en dejar de pagar son las deudas con Hacienda y la Seguridad Social y luego los préstamos, porque se busca mantener la actividad y pagar a los empleados, si es que hay algo de liquidez”, ha apuntado Santiago.

Registro salarial en las PYMEs

Sobre la renuncia a las herencias provenientes de fallecimientos por Covid en estos meses, los gestores señalan que sólo se han renunciado al 0, 3% del total de las que se han tramitado.

“Esto puede ser consecuencia de la cantidad de herencias que se puedan estar aceptando a beneficio de inventario, también puede ser consecuencia de que se haya solicitado prórroga para su liquidación y no se haya terminado de completar el trámite o, sencillamente, que finalmente no se renuncie aun cuando falte liquidez y se esté pidiendo ayuda a familiares, amigos o entidades financieras”, expone Santiago.

Fuente:espaciopymes.com

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Dan la prestación por maternidad a una autónoma tras un año sin facturar

Certificado de vida laboral: qué es, para qué sirve y cómo solicitarlo

Las empresas atascan los bufetes para preparar la auditoría salarial