Que no te timen en el Black Friday

Black Friday: cómo comprar
Se acerca la que, para muchos, es la fiesta de las compras. El Black Friday cada vez está más asentado en nuestro país, a pesar de ser una costumbre típica de Estados Unidos.

Durante el Black Friday y, en muchos casos, algunos días más, se pueden obtener interesantes descuentos en muchos comercios. No obstante, año tras año surgen estafas y engaños, por lo que lo mejor es estar alerta.

Ya es un clásico que algunos comercios, ante la proximidad de estos días, empiecen a subir el precio de algunos artículos. Así, cuando llegue el momento de hacer la «oferta», podrán mantenerlo al mismo precio, pero haciendo creer que hacen un gran descuento.

La estafa tecnológica

Con el aumento de las compras por Internet, muchos han visto su oportunidad de sacar tajada aprovechándose de los demás. En el Black Friday no iba a ser menos.

Precios trucados

El peligro más comentado, año tras año, es el de trucar los precios. Pero siguiendo algunos consejos, podremos evitar pagar más de la cuenta.

La clave para no pagar de más, y saber si una «oferta» lo es de verdad, pasará por comprobar el histórico de precios de la tienda. Si bien existen algunas herramientas online para comprobarlo, lo mejor es «seguir la pista» de los artículos que nos interesan desde días antes.

El carding

Uno de los fraudes más comunes es el conocido como carding. Supone cargos fraudulentos en la tarjeta de crédito, a la que habrán tenido acceso a través de engaños. Para evitar caer en esta estafa podemos utilizar tarjetas para compras online que ponen a disposición la mayoría de bancos o utilizar servicios como PayPal. De este modo, en el caso de que se realice un cargo no autorizado, el banco no lo cobrará o será más fácil pedir un reembolso.

El phishing

Cada vez hay más páginas web falsas con la misma apariencia que las reales. Se trata de sitios que clonan el aspecto exacto de grandes marcas usando su nombre en la dirección URL. Con este truco consiguen que muchos usuarios compren bienes, sin saber que en realidad son copias o nunca llegan.

La mejor forma de evitar esto es comprobar que se trata de un espacio de venta online seguro. Para eso, habrá que mirar si junto a la URL aparece un candado. Además, es fundamental que en lugar de http aparezca https. Si no se cumplen estos requisitos, lo mejor es buscar otro portal.

En general, para evitar estafas en el Black Friday y en cualquier otra época del año, la clave es actuar con sentido común. Si es una oferta demasiado buena, si la página tiene algo raro o te piden datos que nunca antes habías tenido que dar, no compres. Es mejor quedarte sin un producto que querías a acabar con un agujero en la tarjeta de crédito.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Qué hacer si tu coche tiene vicios ocultos

¿Es abusiva la comisión bancaria por descubierto?

Que no te timen en las rebajas