Cada vez son más ciudadanos los que aprovechan sus vacaciones laborales para hacer algún viaje y desconectar de la rutina diaria. Sin embargo, hay ocasiones en las que no todo sale tan bien como estaba planeado y hay deficiencias en el desarrollo de la cadena de servicios al viajar: transporte, hoteles, restaurantes, alquileres de coches, etc.

De ahí nace la necesidad de una atención jurídica al usuario que ve que sus derechos están afectados y su ideal de vacaciones queda truncado.

Ver documento Asistencia a viajeros y usuarios hoteleros (PDF)