¿Quién tiene que pagar la comunidad?

¿Tengo que pagar la comunidad si no uso los elementos comunes?
Pagar la comunidad de vecinos puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Uno que, encima, se repite cada mes. Y es que poner de acuerdo a los propietarios no siempre es fácil.

Todo lo referente a comunidades de propietarios viene regulado en la Ley de Propiedad Horizontal. Y todo lo referente a pagar la comunidad viene dispuesto en el artículo 9.1.e) de dicha ley.

Según estipula esta ley, el pago de las tasas se hará de acuerdo con la cuota de participación que esté fijada en el título o, en su defecto, de lo especialmente establecido. Y en ningún caso el propietario podrá decidir de forma unilateral si deja de abonar todos o algunos gastos.

No obstante, hay muchos casos específicos acerca de pagar la comunidad que pueden despertar dudas. No obstante, es imprescindible tener claro que el pago de los gastos y su posible cambio siempre estará en manos de la Junta o de un Juez.

Cuando un propietario deja de pagar la comunidad

Hay casos en el que el propietario decide dejar de pagar la comunidad, o una parte de ella.

En otros casos, es la Comunidad la que cree que un sólo propietario comunero debe pagar a la comunidad una cantidad mayor, como consecuencia de determinadas circunstancias.

Pero centrándonos en el primer caso, en el que el propietario comunero decide de pagar la comunidad en parte o en su totalidad, cabe contemplar distintos supuestos.

¿Debo pagar la comunidad si la vivienda está desocupada?

Que no se haya ocupado la casa no es eximente del pago. Bien sea por una no ocupación voluntaria (este sería el caso de una segunda residencia, por ejemplo) o involuntaria, el propietario no podrá dejar de pagar.

En caso de que el propietario de la vivienda no ocupada sea la promotora (cuando algunos pisos aún no se han vendido, por ejemplo), será ésta la encargada de los gastos. De no hacerlo, el resto de propietarios deberían hacerse cargo de la totalidad de los gastos, por lo que podrían reclamar.

Si esta desocupación se debiese a la dejadez o a la pasividad de la propia comunidad a la hora de arreglar las zonas comunes, tampoco sería motivo suficiente para dejar de pagar las cuotas.

Primero pagar, luego reclamar

El propietario siempre tendrá que pagar la comunidad. Pero en cualquier caso podrá solicitar una indemnización por daños y perjuicios. No obstante, al tratarse de obligaciones diferentes, no podrá tomar la decisión de dejar de pagar para compensar. A menos, claro está, que se llegase a algún tipo de acuerdo entre las partes.

¿Tengo que pagar si mi vivienda está habitada por un tercero?

Sí. Aunque tenga mi vivienda alquilada a un tercero, el obligado a pagar la comunidad es el propietario.

Y es que en lo que se refiere a los gastos comunes, el artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal sólo establece relaciones entre los propietarios y la comunidad. Por eso, el obligado al pago será siempre el propietario, independientemente de las relaciones que éste mantenga con el ocupante o el acuerdo al que haya llegado con él.

¿Si okupan mi vivienda tengo que pagar la comunidad?

En caso de tener un okupa en la vivienda, la comunidad no tendría por qué hacerse cargo. Así pues, una vez más, el responsable del abono de las cuotas sería el propietario.

No obstante, en ocasiones se llega a acuerdos en los que el okupa se ofrece voluntario para hacerse cargo de los pagos. Eso sí, al no ser el responsable legal, en ningún caso se le podrá reclamar ningún gasto.

¿Y si no hago uso de los elementos comunes?

El no uso de determinados elementos comunes no exime de la obligación del pago. Esto supone que, cuando se fijó la cuota de participación de la propiedad, ya se tuvieron en cuenta distintos aspectos y características propias. Por eso, no hay una exoneración que peuda reducir la cuota.

E incluso en el caso de que no se hubiesen tenido en cuenta esas circunstancias especiales, el propietario no podrá decidir unilateralmente dejar de pagarlo.

Estas exoneraciones, así pues, sólo podrían venir de la mano de los estatutos o por acuerdo en la Junta.

 

Si esta información te ha resultado útil, te sguerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La plusvalía municipal es inconstitucional

Tributación en IRPF: arrendamiento y subarrendamiento

Propuestas en la comunidad de vecinos